ÚLTIMOS COMENTARIOS

martes, 3 de enero de 2012

TORNANDO A LA REALIDAD: Ángela returns

Dicen que cuando se acerca un tornado hay que tener un doble cuidado: cuando viene y cuando crees que ya ha pasado porque reina la calma. Ése es el momento en el que estás en el centro del tornado, donde no hay movimiento, pero tienes que coger más fuerzas que nunca porque en breve volverá a pasar por encima de ti.

¿Has oído hablar de Ángela Merkel o Nicolás Sarkozy en las últimas semanas?

¿Dónde están las noticias sobre Grecia o nuestra prima de riesgo?

¿Por qué no hemos sabido nada de la amenaza de de la Presidenta del Fondo Monetario Internacional -Christine Lagarde- ("la economía mundial está en peligro")?

El 14 de noviembre, tal y como apareció aquí, mi amigo Ricardo acabó comprándose unos cuantos dólares ante los problemas que se cernían sobre el euro.  ¿Fue un consejo políticamente incorrecto?: Tal vez, pero en Navidad le tocó pagarme una cena con el dinero que ha ganado con la subida del dólar.

Y entre vino y vino, tocó hablar de lo que puede venir:

LA POLÍTICA DEL SÁLVESE QUIEN PUEDA

En una economía sana, se puede decir que hay tres agentes que tiran del mismo carro:

- Empresas y personas: creando negocio y alimentándolo con el consumo.

- Bancos: dando medios económicos a los negocios para crecer aún más, y generar beneficios mayores para ellos mismos y los bancos que les prestan.

- Estado: creando los medios para que la economía se desenvuelva con soltura y atendiendo a aquéllos que quedan desprotegidos.

Pero cuando las cosas vienen duras, cuando estamos en el centro del tornado, rápidamente todos se buscan un refugio antes de que pase de nuevo su fuerza destructora:

- Bancos: dejan de prestar, pues corren el riesgo de no recuperar su dinero. Y da igual lo que puedan obtener por prestarlo: simplemente no se lo dejan a nadie.
Hace diez días el Banco Central Europeo prestó 489.000 millones de euros a los bancos con el supuesto objetivo de hacer llegar crédito a la economía.
Al día siguiente los bancos depositaron 450.000 millones de euros en sus cuentas en el mismo Banco Central Europeo, porque han preferido quedárselo para cubrir sus propias necesidades futuras antes que prestárselo a las empresas o a otros bancos.
- Estado: Empieza a cobrar más impuestos y a recortar todos los gastos posibles; y deja de invertir en infraestructuras, educación y todo lo que no sea "rentable" a corto plazo.
En estas circunstancias ya sólo le importa reducir su déficit y cumplir como sea -y a cualquier coste- sus compromisos exteriores.
- Empresas y personas: al no tener crédito las primeras y contar con menos dinero las segundas (por el mayor paro y los impuestos más elevados), no sólo no se crea negocio sino que se destruye.

¿Y qué hacer entonces?

Bueno, mi amigo Ricardo y yo habíamos apurado ya la botella de tinto. Por eso no estábamos para teorizar demasiado sobre la economía.

Pagó él la cuenta -por algo había ganado su buen dinero-, y llamó a un taxi. Le deseé un feliz año. Y mientras le daba un abrazo, le comenté al oído:

"Dile a Juan -tu hijo- que se atornille al trabajo, que no lo pierda por nada del mundo, ya tenga que hacer el pino: porque va a ser difícil que encuentre otro. Y a Mercedes -tu mujer-: que el negocio que me consultó tal  vez mejor para dentro de dos años. Cuídate, Ricardo, y sigue guardando el dinero".

Pero vamos, que tenía un par de vinos encima. Así que no creo que le dijese eso, sino más bien que lo que hay que hacer es anhelar un trabajo acorde con nuestra formación, invertir nuestros ahorros en un negocio y gastar -no ahorrar- para que funcione la economía; porque además seguro que en breve fluirá el crédito de los bancos.

En qué estaría yo pensando... Ya he vuelto a lo políticamente correcto.  He tornado. ¡Eh tornado!.


6 comentarios:

  1. Usted no estaba borracho, había bebido un poco de vino, suficiente para decir la verdad (de lo que pensaba al menos):
    Más vale pájaro en mano que ciento volando.

    Eso siempre nos lo han dicho nuestras madres.
    Y no les hemos hecho caso.

    La economía moderna, la economía actual, crecer frente a la crisis, el riesgo empresarial, son contrarios a ese refrán.

    Tengo un amigo que compró un coche a tocateja, con ayuda de la familia. Yo me reía de él, porque años antes, yo me compré otro coche, esta vez con préstamo bancario, pudiendo disfrutarlo antes que él.

    Me quedan 2 años de préstamo. Quizá, ahora él se esté riendo de mí.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días a todos y feliz año.
    Apasionante 2012, así lo veo yo, va a ser un año determinante para que cada cual defina su destino.
    No lo olvidemos, somos los unicos dueños del mismo. Los políticos que hemos elegido solo mueven el agua en el que nosotros, los peces, nos tenemos que desenvolver. Tenemos, como individuos, que marcarnos nuestras propias prioridades y actuar en consecuencia.

    ¿Miedo e inseguridad?, por supuesto, bastante, pero nunca pánico. Una vez analizadas las prioridades personales hay que tomar decisiones y llevarlas a cabo, rezar un poquito para que sean las acertadas y tirar adelante, después, lo que tenga que ser será.

    Una vez definido el camino habrá que sortear los problemas o enfrentarse a ellos diariamente, de uno en uno y con el convencimiento de que es por ahí por donde vas a salir, hay que apoyarse en los amigos y en la familia y apoyarles a ellos, aunque sea con un chiste en un momento oportuno. Todo es cuestión de ánimo y de buena salud mental.

    De tanto leeros os voy tomando cariño a todos, y el sentido común y la claridad y objetividad del Sr. Arroyo en sus entradas, hacen que este blog me ponga las pilas y que sea una de mis lecturas diarias.

    Al que decida emigrar, mucho ánimo y suerte en la vida. Al que decida quedarse lo mismo.
    Pero a todos, por favor, seguid escribiendo por aquí aunque sea de cuando en cuando.

    P.D: Una duda tengo con respecto al tema de los bancos: Si iban a devolver el dinero que pidieron prestado al día siguiente de hacerlo, ¿para qué lo pidieron?

    JAMTB

    ResponderEliminar
  3. Pues ríase, pero a los pocos días de ese articulo me fui a mi banco y me abrí una cuenta en dólares. Ya se que no era ese el objetivo, sino tener diero como refugio en dolares, pero yo me anime por aquello de hacer un dinerillo. Ahora el director de la sucursal me tiene por una especie de profeta económico, y claro, yo me atribuyo todo el merito, jajaja. Supongo que no le importará. Gracias por su aportación constante y diaria!

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Jesús y demás comentaristas,
    me ha hecho gracia la enmtrada de hoy jajaja porque ayer con mi estado de preocupación patológica me refería a esto que plantea hoy jesus en el post, después de la tormenta viene la calma y... la economía se mueve por ciclos así que... toca tormenta.

    Señor JAMTB me permito contestar a su postdata, los bancos tenías préstamso concedidos a tres o 6 meses e incluso un año. Bien con este dinero (que es a tres años) cancelan su prestamos próximos a cancelación para alargarlos (digamos que han decidido refinanciarse para lo que venga próximamente).

    En fin como digo, ayer volví a entrar en estado de preocupación patológica.

    Y sigue sin verse la luz del crecimiento...

    DANI

    ResponderEliminar
  5. Yo también he dejado atrás los vinillos de las fiestas y me vuelve a preocupar tristemente de la realidad...

    Hoy, y esto que voy a contar es totalmente verídico, he charlado con una persona mayor, de unos 55 años que hace como 6-8 meses que perdió su empleo de toda la vida. Le he preguntado qué tal le iba y me ha comentado que lo de buscar trabajo está fatal pero que hay que tomárselo con filosofía y que tenía ganas de volver al gimnasio donde se había apuntado hace unos 3 meses.

    Yo no tengo ni ganas ni dinero y ya no digamos tiempo de ir al gimnasio.

    Lo cual me lleva a preguntar ¿es bueno pagar a la gente por no trabajar? ¿no estaremos desincentivando la búsqueda activa de empleo con los derechos de los desempleados?

    Bueno, habrá que ir definiendo el camino largo y tortuoso a recorrer en este 2.012 y desde luego el de seguir haciendo "el pringao" como que ya ha dejado de entrar dentro de mis opciones.

    Somos algo así como 45 millones de personas a mantener el país y si todos no arriman el hombro, el mío va a ser el primero que no haga ningún esfuerzo.

    Y los primeros, LOS POLÍTICOS: que es muy fácil subir el IRPF cuando ellos tienen exento de cotización entre el 50% y el 75% de su sueldo (las dietas no tributan)

    Si es que estamos pidiendo a gritos una revolución social y cuando el pueble se levante seguro que nos llamáis salvajes e ignorantes sin tener en cuenta de que ya no tenemos para pan y casi nunca hemos tenido para galletas, "mariantonietas de pacotilla", vais a hacer que resucitemos el invento de Monsieur Guillotin.

    Feliz Año, ladrones de guante blanco y corazón negro. Si tuviérais un mínimo de decencia no os atrevíais a hacer ningún ajuste hasta no solucionar los 9 suledos de Isabel Carrasco Lorenzo y de tantos otros, de todas las siglas e instituciones que hasta en la Casa Real cuecen habas... y del Rey "p'abajo" ninguno.

    A ver si sólo vamos a quedar en España unos cuantas personas honradas y nos vamos a cansar de manteneros, mangantes.

    Y hoy ni me apetece mentar a los Reyes Magos, que no quiero que se ensucien Sus Majestades de Oriente compartiendo entrada con las sanguijuelas chupasangres de España.

    ResponderEliminar
  6. Se acabo la fiesta del credito, de vivir de prestado y por encima de nuestras posibilidades, esto que todas las familias de este pais antes o despues estan sufriendo, tenemos un gobierno central y autonomico que a un no se entera, basicamente porque cuando no les llega, piden a papa o mama mas dinero (ahora suben impuestos). El dia que papa y mama no tengan, el encontronazo con la realidad va a ser de ordago.

    ResponderEliminar