ÚLTIMOS COMENTARIOS

viernes, 17 de febrero de 2012

SALDREMOS DE ÉSTA (y V): Tú eres lo primero


Volvía ayer por la noche de viaje, por una solitaria autovía. Solo. Casi sin cruzarme ningún coche o camión en más de trescientos kilómetros.

Gasolina a más de 1,40 euros el litro, obras inacabadas y radares, muchos radares. Obstáculos, pensaba yo, a los que a pesar de todo se empeñan en seguir la marcha. Sin ayuda. Y con obstáculos.

Decidí tomar la primera salida para un café. Y vi el cartel del siguiente pueblo: Santa Fe, Granada. Me pareció un lugar muy bueno para detenerme, y para los pensamientos que traía sobre el artículo de hoy.

El lugar exacto donde se libraba la guerra por la reconquista. 1492. Y de repente aparece un tipo menudo que quiere ver a la Reina. Que quiere traerse los productos de las Indias. Pero de una manera diferente: por una vía distinta.

Y mientras todos estaban inmersos en librar la batalla, la Reina dice que bien. Que vaya: que ellos siguen allí frente a Granada.

Tenemos dos opciones: o seguir con la batalla, quejándonos de su dureza, o buscar una vía distinta. Pero hemos de elegir: salir adelante o quedar atrapados entre la desolación y el pesimismo.

Porque razones para el pesimismo hay de sobra; palpables:

- Los comercios en cualquier calle principal de tu ciudad siguen cerrando al ritmo de uno cada veinte días.

- Tienes muchos familiares y conocidos en el paro, ya que el año pasado se destruyeron 570.000 puestos de trabajo.

- Si posees un negocio, ya sabes que el consumo familiar ha descendido un 1,1% en 2011. O lo que es lo mismo: la gente cada vez compra menos. Lógico, teniendo en cuenta el paro y la bajada de los sueldos.

- El consumo público ha caído un 3,6% por los recortes.

- La inversión de las empresas ha descendido un 6,2% nada menos. Es decir, que no quieren gastarse un duro en el futuro; porque no ven futuro.

¿Entonces? Ya sabes: o desolación, o vía distinta.

LAS INDIAS

Muchos caminos pueden indicarse para "salir de ésta", pero no hemos de perder la perspectiva de que estamos en una economía de guerra. Y en la guerra, el que queda rezagado no sobrevive. 

Sobrevivir, y salir adelante. Por los medios que se quiera, pero es tiempo de sobrevivir. Descubre tus Indias, porque las vas a necesitar. Y tienes que llegar a ellas.

COSAS A TENER EN CUENTA PARA LLEGAR A LAS INDIAS:

1) ESTÁS SOLO:

Ya hemos tenido un cambio de Gobierno y hasta se ha modificado la Constitución. Al final escuchamos lo que todos ya pensábamos: Nadie nos va a solucionar nuestros problemas en el corto plazo.

Como el largo plazo está muy lejos, y no se sabe cuándo llegará, todas las promesas se centran en él. Pero si lo esperas, te ahogarás en el mar; y no llegarás a las Indias.

2) QUÉJATE, MIENTRAS HACES ALGO

Ahora que todo el mundo se queja, y con razón, de “cómo están las cosas”, algunos se sumergen en el pesimismo y se quedan en esa queja, pero otros hacen lo que sospechas: mientras protestan, tratan de acaparar lo poco que queda.

Por tanto, ten una “queja activa”: acuérdate de la madre de los cuatro últimos presidentes del Gobierno (el otro falleció y el anterior está enfermo), mientras tratas de coger una oportunidad antes que el de enfrente.

3) GUARDA TODO LO QUE TENGAS, Y GASTA LO MENOS POSIBLE

No es que la crisis será larga, es que no veremos su fin en muchos años. Y desde luego olvídate del regreso a tiempos como los que hemos vivido hasta ahora.

Por tanto: acapara. Deja que otros ejerzan de patriotas de la economía gastando sin parar para reactivarla; incluso apláudeles cuando les den una medalla. Pero tú no dejes de pensar en el punto 1: estás solo, y cuando no te quede dinero no va a venir nadie a dártelo.

Cuenta tu seguridad en ceros en tu cuenta corriente. Todo lo demás no vale. Y decide si quieres cambiar esa seguridad por otra cosa.

4) ATORNÍLLATE A TU PUESTO DE TRABAJO

Ejercita sin piedad el punto 2, y quéjate como los demás de las lamentables circunstancias de tu trabajo. Pero incéndiate un poco menos que el que más lo hace, por si ese incendio te lleva a perder la perspectiva: si te quedas fuera del mercado laboral será difícil que entres.

Por tanto: llama de todo a tu jefe, y ejercítate con él como has hecho con los presidentes del Gobierno en el punto 2. Pero bajo ningún concepto dejes que se entere, a no ser que te haya echado, y en ese caso puedes grítale todo lo que quieras.

5) SI ESTÁS EN PARO, NO HAY REGLAS

Si estás entre los más de cinco millones de parados, no hay reglas. Te está permitido hacer lo posible, lo imposible, lo correcto y lo incorrecto por encontrar un puesto.

Ejerce la “queja activa” del punto 2, y quédate con el trabajo que surja antes de que lo haga otro. Luego si quieres lo puedes ayudar, pero consigue tú ese puesto.

Acuérdate también de la madre (o padres) del Comisario Europeo de Trabajo, que afirma que hemos de  acostumbrarnos a buscar un trabajo fuera de nuestro país. Lo cual significa que él no está haciendo absolutamente nada para solucionar lo que le compete y por lo que cobra.

Pero una vez hecho eso, y vista la actitud de los dirigentes encargados de apoyar el empleo, así como la reciente reforma laboral, trata de contactar con el familiar, amigo o conocido que está fuera de España y que te busque algo.

Una vez más: lo poco que haya quieres que sea para ti antes que para otro. Y si no lo haces ya, puede que luego sea tarde.

6) EL NEGOCIO ESTÁ EN EL EXTERIOR

Vista la evolución del consumo, y de la renta disponible de las familias, me temo que no tienes razón cuando piensas que la falta de ingresos de tu empresa es temporal.

Mucho ojo si tu negocio tiene una vía de agua por las pérdidas, sobre todo si esa vía es sangre que le quitas a los ingresos o patrimonio familiar. Recuerda el punto 1: cuando no puedas seguir siendo un héroe, te quedarás solo. Piensa desde ya en tu familia.

Aunque los países de nuestro entorno están igualmente en crisis, y compran cada vez menos fuera de sus fronteras, trata de ser uno de los que le venden. Porque aquí en España la gente opta y optará por el punto 3: acaparar y no gastar.

Y lo que tienes más a mano es dar cualquier tipo de producto o servicio a los extranjeros que nos visitan.

NUESTRAS INDIAS: EL TURISMO

Como, a pesar de los fáciles consejos de dirigentes que no hacen su trabajo, no te quieres ir de tu país y abandonar tus raíces, no olvides que no todo en España está en crisis. Hay dos sectores que no paran de crecer, y están mejor que nunca: el lujo y el turismo.

Producir Rolex o Bentleys no está al alcance de todos, pero podemos centrarnos en el turismo: En España sus ingresos han crecido un 8% en 2011, y tal vez puedas apuntarte a ese crecimiento.

Si tienes tiempo y dinero para formarte en algo, no olvides que lo mejor es aprender inglés, o alemán. Aunque sea para balbucearlo. Y serás mejor que ese que compite contigo para un puesto de trabajo y con su negocio.

Y mientras se discute cómo arreglar el país, y nos acordamos de los familiares de nuestros dirigentes, si consigues aprender algo de inglés y dar algún servicio a esos extranjeros despistados que pasan cada día por tu acera, serás diferente.

Como diferente era Cristóbal Colón. Cuando salió de Santa Fe. Hacia el lado contrario de donde iba todo el mundo.

Y salió adelante…


14 comentarios:

  1. Pues mi reflexión: estamos en una espiral que saldremos de ella en muchos años. Bueno, como tengo un nivel intermedio de japonés y los kanjis (letras japonesas) la mayoría son los mismos que los chinos y en el futuro aprenderé chino más fácil, pues para el año que viene y con unos ahorrillos, seguiré el consejo de Jesús y me piro para Asia, dónde amigos japoneses me pueden ayudar. Ya lo dije, y lo vuelvo a repetir, nuestros políticos son ilustrados puros, es decir, que solo harán lo que les beneficie a ellos y nadie más. Eso, hincapié en el punto 1º, estamos solos, porque tampoco nosotros alzamos la voz para cambiar las reglas de juego. Yo en breve abandono el barco.

    ResponderEliminar
  2. Se me acaba de revolver el estómago... y eso que soy funcionario de carrera. Me veo inmerso en la peste negra, o en la 1ª guerra mundial, con un futuro asqueroso por delante.
    Viviremos como el reportero total (rambo): "Día a día".
    Por cierto, por supuesto, me cago en los políticos y en los banqueros.

    ResponderEliminar
  3. Kitaro me parece muy optimista... ojalá el año que viene pueda viajar hacia algún país asiático.

    Frank me parece más realista, aunque reconozco que sobre la realidad no se casi nada... pero con lo que estoy aprendiendo me pregunto cada día: ¿Dónde narices nos hemos metido?

    Tanto hablar del caballo de Troya y tenemos el "euro" en el bolsillo. ¿Pero que nos han enseñado?¿Nadie sabe nada?

    NWO

    ResponderEliminar
  4. Jesús, me ha encantado la entrada de hoy, excepto el punto 3... ya sabes que soy ferviente defensora del consumo patriótico.... pero (y es que siempre hay un pero) ¿por qué no se ha utilizado el pasado?

    1) Estabas y estarás sólo. No esperes nada de Papa Estado, que será la mejor manera de que nunca te sientas defraudado por el sistema y te conviertas en un anti-sistema-quema-cines-históricos-helenos

    2) Espero que te quejaras mientras hacías algo. Si no te quejaste entonces, no tienes mucho derecho a hacerlo ahora; si no hacías algo ¿te sorprende ahora el resultado?

    3) MI GRAN DISCRPANCIA: haber guardado y gastado con cordura. Era básico encontrar el punto intermedio entre el ahorro y el consumo responsable, donde el dinero rápido, fácil y barato lo único que hacía era espolear el consumismo desaforado y el endeudamiento por encima de tus posibilidades.

    4) Estarías atornillado al puesto de trabajo. Si tenías un puesto y encima eras fijo, eras un privilegiado. Espero que lo supieras valorar, porque en la última década ha habido muchos mercenarios del salario y mucha gente que quería cobrar más que el jefe.

    5) Si estabas en el paro, no había reglas, había que lanzarse al campo de batalla a conseguir un nuevo empleo (este punto creo que en pretérito no tiene ningún sentido. Un dato curioso de España es el tiempo medio que se cobra la prestación de desempleo, casi 15 meses frente a los menos de 10 meses de media de la UE; es decir, tenemos el mayor porcentaje de parados y además éstos están durante más tiempo parados)

    6)El negocio estaba en el exterior: por primera vez en nuestra Historia reciente, España tenía la lanzadera para abrirse al exterior. Sinceramente no sé si se aprovechó; quiero pensar que si, que las grandes empresas españolas (Inditex, Telefónica, Banco Santander, BBVA, etc...) si vieron la oportunidad. Quizás alguna PYME aprovechando las ventajas de las nuevas teconlogías también comprendieron que allí afuera había un mundo muy grande que conquistar.

    El viajar hacia las Indias por el otro lado no es algo que surja de la noche a la mañana; requiere de estudio, planificación, llamadas a muchas puertas, muchas negativas antes del primer "tal vez". Quizás ahora ya es tarde para viajar hacia las Indias Occidentales: las carabelas ya están fletadas, las tripulaciones contratadas, los víveres embarcados y las condiciones apalabradas con los reyes Católicos.

    Lo que quiero dar a entender es que eso está muy bien para ahora, pero nunca debimos perder el norte... es curioso, quizás los que todavía estemos en pie (aunque "no sintamos las piernas") es que nunca lo perdimos

    P.S. Voy a seguir consumiendo Jesús, digas lo que digas, es en lo único en lo que no te haré caso: primero porque quiero irme al fondo del mar escuchando a la orquesta tocar el Vals del Emperador entre copas de Dom Perignon; pero especialmente porque yo creo en el efecto dominó de la economía: yo consumo pan, el panadero consume carne, el carnicero va al dentista, el dentista compra un viaje, la de los viajes (yo) voy a la peluquería, el de la peluquería se compra un ordenador, el de la tienda de ordenadores renueva el mobiliario de la oficina....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, Jesús lleva razón, pero tu también

      Eliminar
    2. Normalmente estoy deacuerdo con muchas cosas de las que dices, pero hoy no. Tu dices que vas a mantener el consumo habitual, pero hay un fallo en tu cadena de consumo. Tu compras pan, el panadero consume ALGO de carne, el carnicero va al dentista, el dentista NO contrata el viaje en la agencia porque se queda en españa tirando de internet, la de los viajes se quedó en la calle cuando cerro marsans asi que no va a la peluqueria, tu si vas pero el de la peluqueria se metio en una inversion demasiado "gorda" y destina tu dinero a pagar al banco asi que no compra el ordenador y el de la tienda de ordenadores no te compra los muebles.... quien pierde? tu.

      Yo estoy en paro, he acabado mi prestacion, vivimos con el sueldo de mi mujer funcionaria y solo pago 300 de hipoteca sin mas deudas que el vivir. Mi consumo se limita a comer a diario y en cuanto al punto del gritar y quejarte sigo defendiendo el modelo islandes, politicos y banqueros a la carcel. Posible proximo destino mio....España, donde mejor que en casa aunque sea comiendo cardos???

      Eliminar
    3. Asterion, por supuesto tú te encuentras en el punto 4: para ti todo vale. A por ello. Y me alegro, pese a tu situación de desempleado que tus deudas no te ahoguen y mal que bien puedas aguantar el tirón; aquí te englobo dentro del punto de los que no perdieron el norte y subsisten.

      Por cierto, se nos está amargando el carácter a todos, porque sobrevivir no es vivir. Lo dicho, que se hunda el Titanic conmigo dentro pero sin haber dejado de creer que era posible arreglar el boquete de agua y continuar con la fiesta.

      Eliminar
    4. Asterión, toda la razón del mundo, aunque coma una vez al día, pero en casa (productos del pueblo, claro)
      Revoltosa, el problema es que la cadena de consumo se ha roto. El poco dinero que hay se va gastando en lo imprescindible y, por supuesto, en pagar impuestos, que para eso nos lo han subido.

      Eliminar
  5. Y llegó el final de la historia...

    Primeramente Jesús muchas gracias por seguir ofreciendo consejos y directrices, sinceramente, muchas gracias por todo.

    Yo también estoy con Frank.

    Por cierto, lo que no sale en la tele ni en los periodicos es el drama social griego impresionante... será por miedo a que se contagie el sentimiento de hasta los huevos!!!
    Los griegos actuaron principalmente contra bancos, tiendas de lujo y franquicias...

    Quería dejar constancia de las cargas policiales en Valencia contra estudiantes de 15 a 17 años de la policia nacional... Democracia??? que cambien el uniforme por uno GRIS!!!

    DANI

    ResponderEliminar
  6. Jesús, de verdad, eres un fenómeno.... no tengo palabras.Te he leido entradas gloriosas, pero la de hoy debería estar en portada de algún diario nacional (o no ,porque mas gente nos haría competencia a los que ya estamos en estos procesos de optimización personal...)
    Un abrazo enorme,DANKE SEHR!
    Un Asturiano

    ResponderEliminar
  7. En efecto, la entrada de hoy es beborable (como dirían los martes y 13).
    Leyendola, y con la siguiente desolación que le entra a uno, me doy cuenta de que aparte de la crisis económica, de la crisis política, de la crisis de valores... también tenemos una profunda crisis de futuro.

    No sabemos en absoluto a dónde nos dirigimos (me recuerda a la última escena de terminator 2), ya que estamos escribiendo segundo a segundo el futuro, en este mundo sin camino predecible.

    Efectivamente, apliquemos la lógica (que al Sr. Arroyo le sobra): guardemos las semillas como la hormiguita para los buenos tiempos, conservemos el trabajo si lo tenemos, todo sabiendo que el poder no nos va a ayudar en nuestro empeño.
    Descubramos América si somos echaos palante.

    Y sobre todo, APRENDAMOS DE LOS ERRORES:

    fra33: El estado deberá, a través de historiadores, economistas, filósofos, expertos en general de todas las materias, elaborar textos, esquemas, resúmenes, cualquier tipo de información de los últimos siglos (en España al menos), que, sobre todo, indique los errores que cometimos, para no volver a chocar con ellos. Esa información será obligatoria en la enseñanza desde la infancia.

    Me da pena como el ser humano, por no saber, por no conocer la historia, por infravalorar a nuestros mayores, cometemos errores, cada vez más profundos.

    Es duro no saber cuando acabará esta crisis, y si algún día viviremos como en estos últimos años.
    Bueno, podemos quejarnos, pero como es la época que nos ha tocado vivir, vivamosla lo mejor que sepamos, con nuestras mejores ganas y nuestras mejores ideas y esfuerzos.

    La posguerra civil no fue fácil para casi ninguno de nuestros mayores. APRENDAMOS DE ELLOS, POR FAVOR. No dejemos su valioso legado en el olvido.

    ResponderEliminar
  8. Como siempre buen articulo Jesus, pero me gustaria puntualizar el tema de viajar al extranjero. Estoy residiendo en Noruega y me gustaria avisar a los arriesgados e intrepidos Colones de nuestra epoca que aprendan ingles/aleman(si es el caso) antes de desplazarse al pais de destino. Colon manejaba la brujula y el astrolavio a parte de leer mapas cuando salio. Tu mejor, sino tu unica, herramienta hoy es la comunciacion para conseguir un trabajo. No des lugar a que te pase como a los 500 que este invierno han llegado a Bergen(Noruega) y la mitad estan acogidos en alberges de caridad, pasando hambre y frio, y cogiendo trabajos en negro cobrando una miseria, y eso en el pais del, practicamente, pleno empleo. Un saludo .

    ResponderEliminar
  9. Chapó por el artículo Jesús, como siempre. Aunque sea duro, me alegra leer la realidad una vez al día, pa' no perder el norte.

    La verdad que estas directrices las llevo aplicando desde hace más de dos años, porque tal y como están las cosas no te puedes permitir tirar dinero, porque no sabes si vas a seguir ingresándolo o no. Al margen de entrar en el debate con respecto a la relación sueldos/nivel de vida, que directamente me deprime.

    Los comentarios, como siempre, sublimes. Gracias a tod@s : )

    ResponderEliminar
  10. Muy buena la entrada, la verdad que da que pensar... Yo por fortuna tengo trabajo por ahora, pero intentaré poner en práctica tus consejos...por la cuenta que me trae.

    Un saludo!

    ResponderEliminar