ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 13 de mayo de 2013

LA ECONOMÍA, COMO MI CALLE, REAL COMO LA VIDA MISMA


Los que llevan rondando por el blog desde el principio, saben las muchas veces que hemos hablado de los comercios en nuestras calles. De hecho, es uno de los principales índices que manejamos sobre la economía real y su marcha.

Desde hace tres años, he ido siguiendo la evolución de esos comercios en calles concretas de varias ciudades distintas a las que suelo viajar por motivos de trabajo. Me ha servido para tener una referencia real frente al devenir de los datos abstractos que suelen aparecer en las noticias, y sobre todo en boca de nuestros dirigentes.

A lo largo de estos tres años, con dos gobiernos distintos, se nos ha hablado de brotes verdes, rayos de esperanza y síntomas de recuperación; de primas de riesgo que bajaban y crédito que se reactivaba.

Pero una cosa ha sido siempre la misma: El inexorable cierre de comercios en esas calles, como en tantas otras de España.

Ese hecho ha provocado que aquí permaneciéramos indiferentes antes supuestas evoluciones maravillosas de las variables abstractas, porque veíamos tantas pymes y autónomos cerrar, y a personas con nombres y apellidos irse al paro.

Es cierto que algunos -pocos- de esos comercios han sido sustituidos por otros: Si me fijo en las calles que he seguido en esas ciudades, ahora veo que varios bancos han sido sustituidos por perfumerías y alguna cafetería; varias tiendas de moda por todo a 100 chinos, y dos restaurantes por locales de comida rápida para llevar.

Pero ahora el ritmo de cierre parece aún mayor. Y la sustitución por otros comercios -aunque sean de menor nivel económico- no se sucede tan rápido. Por eso ayer, cuando una señora de avanzada edad me preguntó cómo veía "la cosa", le dije que "la cosa" podía verla si trataba de recordar su vida en los años 60. Porque el panorama de nuestras calles está volviendo a esa época, al menos en lo comercial.

Por ese motivo, no nos cansaremos de repetir que hay que centrarse en la economía real, en las pymes y en los autónomos. Para tratar de salvar lo existente. Mientras llega esa recuperación económica como a finales de los 60.

Porque podemos seguir con planes etéreos para que mucha gente cree supuestas empresas que mejoren la economía. Pero la primera economía real es que dejen de cerrar nuestros comercios.

Y para eso hay que hacer en primer lugar una única cosa: Dejar de agujerear el bolsillo de los ciudadanos para sacar impuestos que se dedican a temas inútiles o escandalosos.

Para que puedan comprar. En esos comercios. Donde hay pymes y autónomos concretos. Y personas con nombres y apellidos trabajando.

Reales. Personas, pymes, autónomos. Para una recuperación económica real.


10 comentarios:

  1. Los elevados alquileres que piden algunos caseros,el exagerado ibi y tasa de basuras,la subida de la retencion fiscal a los que estamos de alquiler,y en general la fuerte presion fiscal,unida a la falta de financiacion tanto bancaria como de los propios proveedores hacen que estemos en una situacion critica.Cada vez mas comercios cerrados,que a veces son reemplazados por franquicias que no dejan de ser comercios sin alma,otras por chinos en condiciones ventajosas u otras por cadenas que cuentan con un importante respaldo.Yo cada vez me las veo mas negras para poder pagar las facturas,trato de espaciarlas y que no se me junten mas de 3 o 4 en una semana,siempre jugando con las fechas,haciendo ñapas con la visa y luego tapando...Y eso que no tengo empleado,sino ya directamente me hubiera ido a la porra,si le tienes que dar 1000 euros a un tio y te cuesta luego 600 entre s.s. e impuestos,a ver como

    ResponderEliminar
  2. Me temo que muchos no saben de esto:

    http://www.elconfidencial.com/economia/2013/04/27/romana-gana-casi-33000-euros-en-su-primer-mes-al-frente-de-la-sareb-que-perdio-549-millones-119782/

    ResponderEliminar
  3. Tiene Vd. toda la razón Sr. Arroyo: no nos cansamos de defender la economía de la calle, pero parece que nuestros dirigentes no nos hacen caso. Están preocupados en otras cosas, no sé en cuales, porque cada día las cosas están peor, así que no sé a qué se están dedicando....ahy! si los pudiéramos mandar a todos al paro, verdad?

    ResponderEliminar
  4. Esto es lo que pasa cuando haces algo en españa o lo intentas, http://economia.elpais.com/economia/2013/05/11/actualidad/1368293463_376684.html

    ResponderEliminar
  5. Pero no sirve de nada decir lo que se supone que es evidente. Es como... recuerdo en mis épocas que insistía en en dos temas que creía importante y de nada me servía. ¿Era yo tonto acaso...?

    Primero.- Trataba de explicar a los funcionarios lo que era una catalogación de puestos de trabajo... ¡en vano por lo general! entre otras cosas porque la mayoría no sabía diferenciar entre puesto y plaza.
    Segundo.- Trataba de explicar al público que el urbanismo era un derecho público y no un enriquecimiento de fulanito o citanito; la mayoría... a lo suyo, su parcela, su adoquín, su acera...

    Ni peinetero caso amigo, ni peinetero caso y mira que no es difícil contemplar la desolación del paisaje... Los Felipes, Aznar, Zapatitos y ahora el "registra-illuminati" jamás han atendido un despacho de venta a público, gestionar el pago de letras y pagarés...

    ResponderEliminar
  6. Casos como éste, por desgracia, hay muchos. No obstante, la información es un poco sesgada y solamente relata el tema crediticio. Concibo que faltan datos para decantarse en la noticia, como apunta el economista al final del artículo.
    Sin embargo, viendo el despilfarro de fondos en tonterías, se torna escandaloso que no haya obtenido una subvención a bajo interés para la fabricación del producto.

    Desgraciadamente, hoy tengo que coincidir con el señor Arroyo. Me muevo internacionalmente y cada vez que vuelvo veo cómo muchos locales son desalojados, pero este último mes lo he notado con mayor virulencia. Exclamo una y otra vez cuando veo que ese local que llevaba tanto tiempo, o aquel que pertenecía a una familia conocida de la ciudad.... han puesto el cartel de se vende o se alquila. Y, al final, los patrones macroeconómicos se sostienen en los microeconómicos, lo mismo en Física y Química de los materiales.En este país siempre se llega tarde y mal. Ahora pretenden parar el cierre de empresas, como si eso se pudiera realizar de un día para otro. La Física es importante y, en ésta, es fundamental la Ley de Inercia. Recomiendo ver "Wonders of Universe" de la BBC en la que se habla del principio de conservación del momentum angular. Nuestra economía se rige por este fenómeno, obviamente hay que realizar la abstracción de los conceptos, pero se entenderá cómo la velocidad adquirida en la quiebra de nuestra economía está empezando, sino lo ha adquirido, a coger una virulenta velocidad. Y, para contrarestar este efecto, las buenas palabras no valen, los discursos de sacerdote, pitoniso, oráculo, no son más que estupideces dichas por un idiota, aunque claro está tampoco esperaba un resultado diferente. Y, es que los idiotas actúan siempre de la misma manera, hablan, hablan y hablan esperando que alguien externo a ellos realice una conjetura inteligente de sus palabras para así poder decir que fueron ellos los artífices de la idea. La realidad es que no saben ni lo que dicen. O, la otra, adoptan una actitud de suficiencia, que les permite permanecer callados, en silencio... como pensativos. El resultado es siempre el mismo. En cuanto se les escucha demasiado hay muchas probabilidades de volverse, asimismo, idiotas. Para contrarrestar el efecto inercia, hay que dejar de hablar e iniciar una fuerza contraria, superior que evite lo que ya veo inexorable: el colapso económico de la empresa española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo hay que escuchar a nuestro ilustrísimo presidente:

      -"Estamos muy satisfechos de cómo ha funcionado la reforma laboral" (díselo al millón de parados más que hay desde que gobiernas).

      -"El crédito a las pymes y el desempleo juvenil son emergencias nacionales" (esta es de órdago, como si no gobernase).

      -Las cosas en España "están cambiando, y están cambiando mucho" (a peor, ¿verdad?).

      -"Estoy seguro de que dentro de poco vamos a empezar a ver los frutos de estas políticas en la forma de crecimiento y creación de empleo" (haces bueno a Zapatero).

      Hasta en el periódico la razón (más afín al pp), los comentarios de las noticias van en su contra.

      Dimisión YA.

      Eliminar
  7. Gracias por el apoyo, Asterion. Con mi fuego, quemaré el poder.

    O lo que sea.

    ResponderEliminar
  8. Bueno , vamos a ver, tengo un Excel del 2012 sobre este tema: El comercio tradicional sufre dos crisis, la de Consumo, la que todos conocemos, y la de Negocio, los tiempos cambian... El margen mínimo para funcionar es del 50% sobre PVP, es decir, de lo que pagas la mitad es para la tienda y la otra para el fabricante-distribuidor, un negocio on-line en internet necesita solo del 25%, la diferencia con el anterior 50%, es el alquiler, agua, luz, teléfono, ayuntamiento, reformas, etc. ¿ Que quiere decir esto ? Que en cinco años excepto los locales muy bien posicionados con ríos de gente delante del escaparate el resto pasaran a ser simples trasteros-parking, a precio de 50-100 euros/mes. No lo digo yo, lo dice el Excel de Windows. Los negocios On-line crecen un 10-20% anual, y los negocios tradicionales bajan un 10%, y no bajan más porque Pakis y Chinos hacen rebajas al 20-30%de margen para llevarse 400-500 euros netos al mes. Como decía Bob Dylan "Times are changing"...

    ResponderEliminar
  9. Otro gran ejemplo de lo que es Ejpaña y sus políticos (grandes, amigo Sancho):

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/05/13/madrid/1368476539_969943.html

    ResponderEliminar