ÚLTIMOS COMENTARIOS

miércoles, 30 de julio de 2014

ALEGRÍA ALEGRÍA, LOS PRECIOS BAJAN CADA DÍA

De nuevo los precios caen ahora un 0,3%
Una vez más el vídeo del trimestre pasado sigue siendo actual


2 comentarios:

  1. Poco a poco, la deflación va aterrizando en nuestra patria. La devaluación vía salarios y Reforma Laboral ha permitido una devaluación en tan poco tiempo que la deflación tenía que llegar, más de la manera tan brutal en que se ha llevado a cabo la devaluación interna. Al bajar los precios se espera atraer a la clientela, pero ésta, a su vez, se espera a que bajen más los precios aún, porque sabe que se están bajando, de tal modo que los margenes en las tiendas son negativos y tienen que cerrar. El Estado recauda menos. Aunque sea una buena noticia aparente para los consumidores para las finanzas no tanto, la deuda crecerá al recaudar menos, etc. Draghi en breve comenzará, en dos años vista, a comprar la deuda de los países como la FED mientras aquí seguiremos cerrando negocios y empresas y nada cambiará. Esto demuestra que no somos para nada productivos, a pesar de crear puestos de trabajo si bajan los precios la causa es que esos salarios no da para mucho, comprar lo justo y nada más. Lo peor, que nuestra economía está montada bajo grandes empresas extranjeras, Toyota, Apple, Bayer, Toshiba, que son las productivas y de gran valor añadido, de tal modo que si lo poco que consumimos lo compramos a Toyota allí creamos 4 veces más trabajo que aquí haciendo más productivos a los japoneses en este ejemplo. mientras aquí solo creamos unos cuantos puestos de trabajo de vendedores en una sucursal allí creamos la misma sucursal, los montadores de coches, los mecánicos, los creadores de las piezas, los pintores etc. España no es competitiva y su devaluación no nos sacará de está crisis, se necesitan más medidas. Y en Japón,país en el que conozco muy bien por estar allí una temporada, los precios se mantenían de un año para otro con un IVA del 5% universal, de tal modo que si un billete de metro costaba 110 yenes año tras año se mantenía los precios, pero las tiendas bajaban los precios entrando en una espiral de deflación.

    ResponderEliminar
  2. Doy fe que ser un pequeño comerciante hoy(y siempre,pero mas hoy)es un asco,permanentemente asfixiado,haciendo malabares para poder atender los pagos,el alquiler,el recibo de autonomos,los impuestos.Ahora,con el panorama que hay,en esta selva infame donde los peces grandes copan el mercado,nos vemos obligados a eso,a bajar los precios,los margenes,con vistas a casi no ganar nada,solo hacer caja para afrontar el proximo pago.La gente,que tiene tambien mucho hocico,se aprovecha de nuestra debilidad,y nos fuerzan a hacerles mas descuentos,entrando en una espiral de trileria economica de la que acabas hasta el gorro.No me gusta nada este panorama,por que somos carne de cañon,y el ciudadano de a pie,que solo mira la pela a toda costa,no se da cuenta de ciertas cosas.Que tienen que apostar mas por el comercio tradicional,olvidandose de esas franquicias y grandes cadenas,y de aquellas cosas que marca la dictadura de ee.uu en materia de consumo(y que tanto influyen en nuestra vida,en detrimento de las perdida de nuestra propia identidad española)

    ResponderEliminar