ÚLTIMOS COMENTARIOS

lunes, 22 de septiembre de 2014

COGER LA ECONOMÍA POR EL MANGO: ¿Y usar disolvente?

Basilio llevaba más de 15 años al frente de su frutería en la calle de la Esperanza. Fruta barata ahora, si es que la compran, solía pensar, mientras se cuestionaba la salud de las generaciones futuras que no crecían comiendo naranjas, manzanas y el más exotico kiwi, sino "brebajes" artificiales con sabor a ellos.

Emilio era más nuevo en el barrio, pues había venido a la vez que la sucursal de su banco, que con sus ventanales enormes e impecable aspecto, invitaba a pasar. Por no decir de sus enormes carteles con personas sonrientes que afirmaban haber recibido todos los créditos del mundo. 

Y entre señora y señora llevandose melocotones, y otros de más caro vestir que apuntaban a los mangos, Basilio se animó un día a entrar en la vecina sucursal:

- Emilio, que necesito un crédito, disparó como queriendo parecerse a los de los sonrientes carteles.

- ¿Y para qué lo quieres, Basilio?

- Pues para qué va a ser, para poder llegar a fin de mes.

- Sabes que me encantaría, respondió con algo de suficiencia Emilio, pero si no consigues llegar a fin de mes con tu propio negocio, nosotros no podemos ayudarte.

- ¿Y eso, Emilio?

- Pues porque tú no eres lo que se llama "demanda solvente de crédito"

Y mientras Basilio se preguntaba si en vez de solvente necesitaría disolvente que usar en la sucursal, nosotros nos quedamos esperando al jueves para el fin de nuestra historia.

11 comentarios:

  1. Soy de los que pienso que ese tipo de negocios son insolventes por las malas circunstancias del país. Y lo pienso desde mis fenómenos de la conciencia o de mis vivencias como establece el filósofo Hussel. Desde hace 3 años alrededor de mi casa no paran de poner negocios , desde fruterías, colchones, librerías, bares, y todos no duran más de 6 meses y en ocasiones han dejado el crédito a deber al banco. Por eso, argumentar que otorgar créditos es la solución para este tipo de negocios no es una buena solución desde mi óptica. Otra cuestión es sí moralmente se debería de dar esos créditos para no dejar a ese pobre hombre o el dueño del negocio en la calle. Por ejemplo, Japón desde hace décadas se ha gastado una millonada en dar trabajo a la gente a costa de la deuda pública de ahí que a pesar de tener una gran deuda el dinero luce en la economía real. No obstante, escuchando datos de Rallo, Gay de Liébana, O´Khean, Manuel Llamas... exponen que la banca posee alrededor de 360,000 millones de euros aparcados en el BCE. Hay que sumarle que las familias y las empresas están aún muy endeudadas así que me da que por mucho que quiera Draghi el crédito tardará en fluir. Necesitamos empresas nuevas de la nada que creen cosas para venderlas, y esa labor es difícil, pero no veo otra solución, pues con este tipo de empresas de valor añadido y vía exportaciones podremos salir.

    ResponderEliminar
  2. Si,es cierto,muchos negocios nacen y mueren en un suspiro,y los bancos puede que esten recelosos de prestar dinero ante posibles impagados,pero ellos no son como nosotros.Ellos jamas pierden,por ello te piden garantias,avales y sino te embargan hasta la respiracion.Mientras que el tendero de turno tiene que afrontar como puede esta miseria existente,saliendo adelante de las maneras mas peregrinas que uno pueda imaginar.

    ResponderEliminar
  3. También en mi pueblo proliferan tascas, fruterías, peluquerías -una en cada calle-, tiendas 24 horas, etc, nada nuevo a la vista...son personas que ante la precariedad del empleo o ante la desesperación de tanto tiempo en el paro se han hecho autónomos y se han liado la manta a la cabeza montado cualquier cosa...muchos de ellos, luego se dan cuenta de su error precisamente porque la gente no gasta, no consume por muy bonito que se lo pongas. Incluso, en mi pueblo, la gente cuando decide gastar se traslada al centro comercial de las afueras, buscando algo más novedoso y sobretodo más económico. Una auténtica ruina para todos y sin posibilidad de dar marcha atrás

    ResponderEliminar
  4. Amigos anonimo,kitaro,miguel y demas,por favor contad mas casos cotidianos de estos,casos de la cruda realidad,de como caen tiendas,de los autonomos,de la gente que trabaja en b,del padre-madre de familia que se las ve negras para subsistir.Os invito a que vayamos siempre por este camino,olvidandonos de que si draghi,el bce,la merkel hacen o dejan de hacer.Nos preocupa nuestro alrededor,mejorar nosotros mismos,nuestras familias,amigos y nuestro entorno.Lo otro se nos escapa.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo como ya dije,un comercio y soy autonomo,vivo atormentado siempre por los pagos,me matan los numeros,las facturas,a las que cada vez mas me cuesta hacer frente.El martes 30 me toca pagar los 264 euros del recibo de autonomo y no se de donde lo voy a sacar,si haciendo alguna jugada macabra o machacando algun articulo de precio.Es un asco esto,no es vida.Nos meriendan las grandes superficies,los chinos,los centros comerciales,el amazon,el otro,el otro,las cartillitas de los puñletyeros periodicos,la venta por fasciculos..Que envidia me da un amiguete que tengo que se dedica a currar en b por la tarde vendiendo sobres de jamon,chorizo,salchichon y queso.Lo compra en la fabrica y luego el lo vende por donde pilla,en la calle,en peluquerias,tiendas,oficinas...Igual se gana 1 o 1,5 por cada sobre pero asi el tio al mes se saca entre 600 y 800 euros,mas su trabajo por la mañana.Tiene que patearse muchos barrios de madrid,pero gana y no tiene que pagar ibi,ni alquiler ni a montoro,todo a su bolsillo.Si pudiese haria lo mismo.

    ResponderEliminar
  6. Al final lo mejor es optar por trabajar en B. Cuando trabaja en un lavadero de coches hace 4 años muchos ya trabajaban en B. Moralmente hay que plantearse que si nuestra deuda pública es del 100% y que todos nuestros impuestos es para pagar a los de afuera, porque unos chupópteros quierenm seguir viviendo a costa del pueblo lo mejor es trabajar en B

    ResponderEliminar
  7. Ahí van otros casos Miguel. Acaban de poner una academia de apoyo al estudio debajo de mi casa la cuñada de un amigo mio. Ya hemos hecho la quiniela en mi casa. Mi madre dice que solamente aguantará 4 meses, yo digo que 6 meses, hasta febrero o marzo. El problema es que la mujer, que se llama Elena está desesperada por el hecho de no encontrar trabajo. Pero no ha tenido en cuenta dos factores: que cerca de mi casa ya hay a escasos 500 metros dos academias más. Segundo, que los estudiantes son burros en escuelas españolas que pasan de curso. Un dato, el 93% de los estudiantes de 2º bachillerato han aprobado la selectividad y entrarán en la Universidad. En un contexto en dónde se aprueban a los burros para que los políticos saquen pecho de que mejoramos en PISA hace que este tipo de negocio no sea viable.

    Otro de burbuja de crédito, desde mi humilde visión. Al lado de mi casa, a 100 metros tengo cuatro ópticas. Hay tres ópticas casi en la misma acera y no más de 40 metros entre ellas y en frente la cuarta. Dos de ellas llevan algunos años, las otras dos menos de un año al ser nuevas. A ver si aguantan las cuatro. No obstante, mi pueblo de Armilla de 20,000 habitantes hay unas 12 ópticas en total. Habiendo cuatro ópticas cerca alguna tendrá que cerrar. Si son las nuevas crédito moroso al banco. No pasa nada, lo paga Draghi.

    ResponderEliminar
  8. Si no tuviera un sitio fisico trabajaria en b seguro,pero al estar en un comercio no puedo,evidentemente.El panorama que describes es asi,tiendas que lo intentan pero que cierran a los pocos meses.A veces se equivocan y no estudian bien la situacion.Como tu dices no es normal que proliferen un monton de opticas en tan poco espacio.Hay que saber donde se coloca un negocio,si hay paso de gente o no,si hay gente joven o mayor,que tipo de zona o barrio es,y sondear a otros comerciantes o vecinos,que son realmente los que te pueden aportar claves y te pueden dar buenas orientaciones.Todo se resume en que cada vez es mas dificil subsistir en este mundo dominado por lo virtual,el internet,la franquicia,las grandes cadenas,los chinos...

    ResponderEliminar
  9. ademas,has nombrado un gremio absolutamente abrasado,como son las opticas.A ver como luchas contra los grandes.No dan opcion al pequeño.Es la triste tonica general.

    ResponderEliminar
  10. Pero es que en una óptica grande las gafas valen menos de la mitad que en una pequeña.
    Y ,siento decirlo´, pero si no fuese por las ópticas que son más baratas mucha gente no podría cambiar de gafas aunque las tuviese rotas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no estoy en contra de las ópticas, sino que haya cuatro en 100 metros de radio en un pueblo súper pequeño. El problema es la burburja de fondo.

      Eliminar